FANDOM


Plantilla:Ficha de autor

Pintor nacido en Zaragoza hacia 1630-1640. Discípulo de su tío Francisco Giménez. Casó con Catalina Bernad el 1 de octubre de 1665 en la iglesia de San Miguel de los Navarros en Zaragoza. Tras la muerte de la primera esposa, Aibar volvió a casarse en septiembre de 1667 con María Crespo. Del segundo matrimonio nacerían cuatro hijos: Pedro, Diego (que también sería pintor, aunque murió joven), Teresa y Ana María de Aibar Ximénez y Crespo.

La personalidad del pintor Pedro Aibar (o Aybar) Jiménez se ha ido perfilando en los últimos años como consecuencia de las sucesivas aportaciones que se han venido produciendo, lo que ha permitido elaborar una aproximación biográfica. Aibar es un pintor de probable origen zaragozano, aunque de formación madrileña —Mateo Cerezo el Joven y Claudio Coello parecen ser sus más evidentes referencias pictóricas—, que junto con Vicente Berdusán, Bartolomé Vicente o Jerónimo Secano integra la generación aragonesa del pleno Barroco (también llamada generación de Berdusán, por considerarse este su más genuino representante). Nacidos entorno a la década de 1630, todos estos artistas comienzan su actividad hacia 1650-1660 y la prolongan en algunos casos más allá de 1700; ellos van a ser los protagonistas del cambio que supone la superación del naturalismo y la evolución hacia planteamientos pictóricos más avanzados. Este salto estilístico puede situarse, en función de lo que hasta ahora sabemos, hacia 1665-1670, momento en que concurren una serie de circunstancias que dan carta de naturaleza al fenómeno,entre ellas la extinción de los más destacados artífices de la generación anterior (v. gr.Francisco Jiménez Maza, que muere en 1670, y Jusepe Martínez, que deja de pintar por esas mismas fechas).

La obra de Aibar está influida por tanto por la de Claudio Coello (1624-1693) como por la de Mateo Cerezo (1637-1666), ambos pintores madrileños. La primera obra de Pedro Aibar de la que se tiene constancia es una Virgen con Niño de 1662 que se conserva en el museo de Zaragoza. La influencia de Cerezo es visible en las Inmaculadas copiadas por Aibar, la pintada en Zaragoza en 1667 y que se encuentra en una colección particular en Madrid, la del retablo de la cripta de la capilla Lastanosa en la catedral de Huesca y las que se le atribuyen en la iglesia parroquial de Lucena de Jalón y en el Museo de Zaragoza. Ansón Navarro también atribuye a Aibar la pintura principal del retablo de la capilla de Lastanosa, una Glorificación de los santos Orencio y Paciencia.

El antiguo retablo mayor de la iglesia parroquial de Paniza fue realizado por Aibar en la década de 1670. El encargo fue tan importante que su hija Ana nació en el pueblo. Las pinturas del retablo fueron esparcidas por la iglesia en la reforma que sufrió en el siglo XVIII. Carmen Morte ha atribuido a Aibar también otros dos retablos en los extremos del transepto, con dos cuadros presidiéndolas: Virgen Niña como Inmaculada con San Joaquín y Santa Ana y el de San Miguel combatiendo a los demonios. El San Miguel será repetido en el retablo mayor de la iglesia parroquial de Illueca, en un cuadro de la catedral de Tarazona y en un retablo lateral de la iglesia parroquial de Cetina.

Sus siguientes encargos serán en Calatayud y de 1680 a 1681 en Illueca, donde realiza las pinturas del retablo mayor en estilo plenamente barroco, junto con el escultor Antonio de Messa y el ensamblador Pedro Salado. Le seguirán en 1681 los cuadros del retablo de Santa Ana en la iglesia parroquial de Báguena y en 1684 dos grandes cuadros para la colegiata de Santa María de Calatayud con la Adoración de los Reyes Magos y la Adoración de los pastores. En este último cuadro emplea como modelos cuadros de Rubens y Coello. Para la colegiata también realiza hacia 1690 la Predicación de Juan el Bautista y el Banquete de Herodes.

De la última década de producción son Santa Bárbara y San Miguel venciendo a Lucifer, pintados hacia 1700 y que se encuentran en la sacristía de la catedral de Tarazona. De entre 1701 y 1702 se datan los cuadros de la capilla de Santa Marta, en la Seo de Zaragoza, aunque posiblemente colaboró en su realización un segundo artista menos dotado. De ese mismo año, 1702, es la Inmaculada que se encuentra en la iglesia parroquial de Farasdués.

Su última producción, de 1707, son un San Miguel venciendo a Lucifer y los otros demonios y quizás la Virgen del Rosario que se encuentran en la iglesia parroquial de Cetina.

En Báguena, la Asociación Cultural Vaguena, creó un certamen de pintura que lleva el nombre del artista, que en el año 2013 va por su sexta edición: el CERTAMEN DE PINTURA “PEDRO AIBAR JIMÉNEZ”.



Otros materiales Editar

BibliografíaEditar

  • Ansón Navarro, Arturo; Lozano López, Juan Carlos (): La pintura de Aragón bajo el reinado de Carlos II: la generación de Vicente Berdusán. Zaragoza, Diputación Provincial
  • CAMIN GRANJE, Santos (2001): ``Tradiciones religiosas de Luco de Jiloca´´. Cuadernos del baile San Roque, 14, 043-052


El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.